Cómo elegir los azulejos del baño

elegir baldosas para baños - Alaplana

Hay que tener en cuenta factores como el tamaño o la iluminación natural

Por fin vamos a llevar a cabo esa reforma del baño que hace tanto tiempo que tenemos en mente y llega el momento de elegir los azulejos. Aunque inicialmente puede parecer que es un dolor de cabeza debido a la gran variedad de producto donde elegir, tomar una decisión puede ser algo más sencillo de lo que pensábamos si tenemos en cuenta algunos factores que nos ayudarán en la elección.

El tamaño del baño. ¿Tenemos un baño amplio?

Entonces podemos permitirnos elegir casi cualquier colección de azulejos. Si, por el contrario, tenemos un baño pequeño y sin iluminación natural, debemos huir de los colores oscuros, que darán la sensación de contar con menos espacio. Eso sí, el blanco no es la única opción, ¿Qué tal apostar por colores crema o piezas en tonos pastel?

Respecto al formato, tanto grandes como pequeños son válidos siempre que se coloquen correctamente. Un revestimiento de grandes dimensiones dará más sensación de continuidad siempre que seamos capaces de cuadrar las juntas y uno de pequeño formato puede darnos un resultado increíble si las juntas son del mismo tono.

¿Un pavimento diferente?

En este caso, es diferente si estamos ante una obra nueva o reforma integral o una remodelación de uno o dos baños. Solo si vamos a reformar toda la casa, podemos plantearnos si queremos el mismo pavimento en los baños que tendremos en el resto de la casa o si vamos a escoger uno nuevo.

Si la idea es que sea el mismo, es importante revisar que no es demasiado resbaladizo cuando se moja, aunque tampoco sea totalmente antideslizante. Si vamos a escoger un pavimento diferente para el baño, es importante que nos aseguremos de sus características. De hecho, incluso existen baldosas antideslizantes que se pueden colocar en el interior de una ducha para dar más sensación de continuidad.

¿Todo el revestimiento igual?

En el revestimiento es donde más podemos jugar con el color y la decoración a la hora de planificar cómo va a ser un baño nuevo. Hay mucho donde elegir, desde un revestimiento con una base clara y discreta y piezas decoradas en contraste hasta paredes completas (las llamadas ‘accent wall’) que añaden mucha variedad visual al cuarto de baño.

¿Un poco de volumen?

Los baños y las cocinas son los espacios perfectos para jugar con volúmenes en el revestimiento. Dan más sensación de dinamismo y evitamos que un interior llegue a ser monótono. Eso sí, apostar por los relieves puede hacer que, con el tiempo lleguemos a cansarnos de los azulejos de nuestro baño, por lo que se recomienda no abusar de este tipo de azulejos y colocarlos solo en una zona acotada del baño.

El baño infantil.

Si vamos a elegir los azulejos para el baño de los niños podemos sentir la tentación de optar por colecciones marcadamente infantiles, pero es mejor tener en cuenta que los niños crecen y volver a reformar un baño no siempre nos viene bien. En este sentido, lo mejor es elegir azulejos que puedan ‘hacerse mayores’ junto a los niños y dar los toques de decoración con los textiles del baño.

Si te ha gustado nuestro post sobre «Cómo elegir los azulejos del baño» podrás encontrar más haciendo clic aquí.

También puedes seguirnos en redes sociales para más tips sobre cerámica:

Aviso Legal
Política de Privacidad